Close Menu
Seguridad

SEGURIDAD PÚBLICA EN MÉXICO: MODELOS Y ESTRATEGIAS

SEGURIDAD PÚBLICA EN MÉXICO: MODELOS Y ESTRATEGIAS
Por: Códice

Si en algo coincidimos las y los mexicanos es que México es un país inseguro y resulta necesario mejorar las estrategias de seguridad pública. A pesar de que durante  el último año experimentamos una situación sin precedentes en problemáticas de salud y desempleo, la mayoría de las y los mexicanos (58.8%) considera que la inseguridad es el problema más importante que enfrenta el país. Y sus razones son claras: de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), durante 2020 se cometieron 27.6 millones de delitos y 28.4% de los hogares tuvo al menos a una víctima de delito.1 Asimismo, la tasa de homicidios se mantuvo en el mismo nivel que 2019: 29 homicidios por cada 100 mil personas, la tasa más alta de los últimos años2

Seguimos enfrentando varios retos en materia de seguridad que desde estudios anteriores3 en Códice hemos identificado, destacando entre estos las altas tasas de impunidad, una escasa denuncia de delitos y una muy limitada impartición de justicia. Estos desafíos se vuelven más grandes aún ante las altas tasas de violencia que genera el crimen organizado y una profunda desconfianza de parte de la ciudadanía en las instituciones encargadas de la seguridad e impartición de justicia. De esto se desprende que la seguridad pública sigue siendo una de las grandes deudas del gobierno con la ciudadanía. Las y los mexicanos no nos sentimos seguros en las calles y, en muchos casos, ni en nuestra propia casa.

Ante esto, surgen modelos alternativos de seguridad que buscan atender el problema de la inseguridad fortaleciendo la prevención, la acción local y la participación ciudadana. Asimismo, casos de éxito en la reducción de incidencia delictiva a nivel local demuestran que las estrategias de seguridad deben poner mayor énfasis en las acciones estatales y municipales. Estos dos argumentos - modelos alternativos y casos de éxito - nos indican claramente que hacer de México un país seguro es trabajo de todes: el gobierno en todos sus niveles (federal, estatal y municipal) y nosotros como ciudadanía.

 

Seguridad pública: responsables y modelos alternativos

De acuerdo con la Constitución, la seguridad pública se reconoce como responsabilidad del Estado en todos sus niveles: federal, estatal y municipal. El Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar violaciones a los derechos humanos.4 ¿Cuál es su objetivo principal? Salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir al orden público.5

Para conseguir estas metas, el gobierno depende de estrategias y programas presupuestarios que han sido insuficientes. El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) señala en diversos estudios que “el gobierno federal no ha tenido una estrategia clara para lograr proveer de seguridad a la sociedad”, revelando que la mayor parte del presupuesto se destina al combate a la inseguridad (fuerzas armadas) mientras se reduce aquel destinado a la prevención de delitos.6 De esto que la prevención sea identificada como un área de oportunidad en el fortalecimiento del sistema de seguridad pública y, más aún, porque a través de las políticas preventivas la ciudadanía puede tomar un rol activo en el fortalecimiento de la seguridad de sus comunidades.

Por otro lado, existen diversas estrategias para hacer frente al problema de la inseguridad pública, entre las que destacan el modelo de seguridad interior, el de seguridad ciudadana y el de seguridad humana. En el primer caso, se reconoce que los factores de riesgo se originan al interior del país, por lo que se requiere de la participación de los distintos niveles de gobierno en la procuración de la seguridad. Sin embargo, una clara deficiencia del modelo de seguridad interior es que, en vez de favorecer  medidas preventivas, enfatiza el uso de la fuerza sin delimitar claramente las amenazas. Lo anterior se ha traducido en violaciones graves a las libertades y derechos de la ciudadanía,7 haciéndose necesaria la búsqueda de otras perspectivas en materia de seguridad que promuevan esquemas de prevención de delitos.

El modelo de seguridad ciudadana invita a ver a la seguridad más allá de las medidas de coerción y uso de la fuerza, poniéndo énfasis en las políticas preventivas y la interacción entre ciudadanía y policía. Por ejemplo, propone que la ciudadanía sea más activa en la colaboración con las autoridades, al proporcionar información sobre lo que ocurre en sus vecindarios.8 Sin embargo, la falta de confianza en las instituciones y la percepción de corrupción en las diversas instituciones de seguridad9- como los MP’s, la policía y los jueces y magistrados - hace que la estrategía de seguridad ciudadana enfrente importantes retos en su implementación.

El modelo de seguridad humana pone énfasis en las fuentes de riesgos y amenazas a la libertad, bienestar y derechos humanos. Es decir, también favorece la acción preventiva, pero integra la complejidad de la globalización, pues analiza riesgos de tipo económicos, medioambientales, alimentarios y más.10 Aunque los modelos de seguridad humana y seguridad ciudadana aún tienen que afinarse, lo importante a destacar es que ambos consideran que los factores de prevención y participación ciudadana deben de tener un mayor peso en las estrategias de seguridad pública. Y esto es más factible que ocurra a través de estrategias de seguridad locales.

 

La importancia de las estrategias locales

Cuando hablamos de seguridad, la mayor parte del tiempo tendemos a enfocarnos en las políticas a nivel federal. Sin embargo, las estrategias de seguridad a nivel local tienen un impacto más directo e inmediato en la vida de la ciudadanía, por lo que deben ser fortalecidas. Los delitos del fuero común son los que más afectan a la ciudadanía y necesariamente se resuelven en lo local.11 Por ello, se necesitan fuerzas de seguridad pública conocedoras de las problemáticas locales ya que, en muchas ocasiones, las fuerzas federales, e inclusive estatales, desconocen las problemáticas sociales y las dinámicas entre la población a nivel local, lo que ha llegado a  producir más violencia.12

De esto que, en materia de seguridad pública, es importante retomar el enfoque local, pues al tener contacto directo con la ciudadanía, se puede obtener información específica de las realidades de los municipios y estados y generar así estrategias de prevención exitosas. Algunos ejemplos en este sentido son la estrategia de seguridad en Tamaulipas, el programa Hot Spot Neza y los observatorios de seguridad ciudadana.

En el primer caso, el gobierno estatal de Tamaulipas - que enfrentaba altos índices de violencia criminal relacionada con el crimen organizado - invirtió sustanciales recursos en la profesionalización de la policía estatal.13 A través de diversas instancias, como la Universidad de Seguridad y Justicia de Tamaulipas, se impartieron diversos cursos de especialización para capacitar y mejorar la función del cuerpo policial del estado.14

Los resultados de esta medida fueron la reducción de casi 50% de los homicidios relacionados con el crimen organizado en los últimos dos años.15 Este ejemplo demuestra que el fortalecimiento de las capacidades de seguridad locales tienen beneficios tangibles y que no todas las estrategias exitosas dependen de la intervención del gobierno federal.

En el segundo caso, la organización México Evalúa condujo un programa para generar información sobre seguridad en Nezahualcóyotl, uno de los municipios más inseguros del Estado de México, con el objetivo de generar evidencia del potencial de los datos georreferenciados para atender el fenómeno delictivo a nivel local. A través de entrevistas, observación y grupos de enfoque pudieron plasmar un circuito donde se podía comprender el flujo de información que utilizaría la policía para atender la inseguridad de la localidad. Encontraron tendencias, patrones y relaciones delictivas, lo que les permitió construir varias recomendaciones de política pública adecuadas a la realidad en Nezahualcóyotl. Por ejemplo, sugirieron incrementar los operativos de vigilancia y patrullaje a pie en los mercados y tianguis, mejorar el alumbrado público en calles específicas, desarrollar mecanismos de detección temprana de violencia contra la mujer y fortalecer los compromisos adquiridos con los vecinos por cuadrante. En este estudio, la organización logró identificar que las redes vecinales habían recopilado información fundamental sobre la inseguridad de su comunidad, lo que demuestra que incrementar la confianza ciudadana en las instituciones de seguridad pública y crear mecanismos de cooperación con las fuerzas policiales es indispensable para mejorar la atención de las problemáticas de seguridad.16

En el segundo caso, distintas organizaciones locales - desde redes vecinales hasta asociaciones estatales - han emprendido la recopilación de información sobre las características de la inseguridad en sus comunidades. La labor de los observatorios de seguridad ciudadana ha logrado evaluar la efectividad de las políticas de seguridad pública a nivel local y ha identificado flujos de información útiles para el combate a la delincuencia. De acuerdo con la organización Observatorio Nacional Ciudadano, la Red Nacional de Observatorios se compone por 34 observatorios distribuidos en 21 estados del país.17 A través de esta red, las organizaciones comparten información, experiencias y recomendaciones, lo que les permite tener un panorama más profundo sobre las particularidades de la delincuencia en los distintos estados de la República. Por ejemplo, en el último reporte publicado analizan los delitos de homicidios en la región del Bajío y los delitos ambientales en Quintana Roo18, proporcionando información útil para que las autoridades puedan atender la inseguridad de “abajo hacia arriba”.

 

Conclusiones

Las estrategias de seguridad pública en México han demostrado que necesitan cambios urgentes para contrarrestar los altos índices de inseguridad que enfrenta la ciudadanía. Con este breve análisis intentamos señalar que el enfoque en los gobiernos estatal y local son fundamentales en el estudio y fortalecimiento de la seguridad pública. Resulta necesario desarrollar más investigaciones a nivel local y fomentar la cooperación con la ciudadanía. Aunque el principal responsable de la seguridad pública es el Estado, como ciudadanía también podemos involucrarnos en la mejora de las condiciones de nuestras comunidades: la información y la participación en redes vecinales son fundamentales para fortalecer el tejido social y combatir la inseguridad. Denunciemos los delitos que veamos en nuestras colonias, juntemos fuerzas para exigir las mejoras que necesitamos para sentirnos más seguros y unamos voces para que nuestras necesidades locales retumben a nivel federal. Trabajemos todes por un México más seguro.

 


[1] INEGI (2021) ENVIPE 2021

[2] INEGI (2021) Datos preliminares sobre homicidios en 2020

[3] Códice (2019) Análisis: Seguridad Pública en México

[4] Cámara de Diputados (2021) Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos La seguridad pública comprende la prevención, investigación y persecución de los delitos, así como la sanción de las infracciones administrativas

[5] Ibid.

[6] CIEP (2019) Gasto Público en Seguridad. Una mirada a la ruta de los recursos.

[7] Ibid.

[8] Ibid.

[9] MCCI (2021) Tercera Encuesta Nacional sobre Corrupción e Impunidad

De acuerdo con esta encuesta más del 50% de las personas considera que existe mucha corrupción en las instituciones de seguridad mencionadas. La policía de tránsito es la de mayor percepción de corrupción con el 73% de las personas considerándola como una institución con mucha corrupción.

[10] Op. cit. CIEP

[11] Los delitos de fuero común son: secuestro, extorsión, robos, homicidios, delitos sexuales, entre otros

[12] Romain Le Cour Grandmaison (2018) Seguridad desde lo local: producir diagnósticos locales. Nexos

[13] Eduardo Guerrero Gutierrez (2020) Infierno en Michoacán, obediencia en Guerrero, investigación en Tamaulipas. El Financiero

[14] Gobierno de Tamaulipas (2019) Se especializan policías estatales

[15] Op. Cit. Guerrero Gutierrez

[16] México Evalúa (2020) Hot Spot Neza

[17] Observatorio Nacional Ciudadano (2020) Red Nacional de Observatorios

[18] Observatorio Nacional Ciudadano (2021) Reporte sobre delitos de alto impacto

octubre 18, 2021
COMPARTIR
0 COMENTARIOS

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Seguridad
DESCIFRANDO LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD PARA MÉXICO
BY Códice / noviembre 08, 2020
DESCIFRANDO LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD PARA MÉXICO
Ver más
Seguridad
LA INSEGURIDAD EN MÉXICO, ¿QUÉ NOS TRAJO HASTA AQUÍ?
BY Códice / agosto 30, 2020
LA INSEGURIDAD EN MÉXICO, ¿QUÉ NOS TRAJO HASTA AQUÍ?
Ver más
Seguridad
¿SERÁ LA MANO DURA LA SOLUCIÓN A LA INSEGURIDAD?
BY Códice / diciembre 28, 2020
¿SERÁ LA MANO DURA LA SOLUCIÓN A LA INSEGURIDAD?
Ver más
Seguridad
DIAGNÓSTICO DE LA SEGURIDAD EN MÉXICO DESPUÉS DE 2020
BY Códice / octubre 25, 2021
DIAGNÓSTICO DE LA SEGURIDAD EN MÉXICO DESPUÉS DE 2020
Ver más

COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO

codice_mx

Instagram 0
Instagram 1
Instagram 2
Instagram 3
Instagram 4
Instagram 5
Instagram 6
Instagram 7
Instagram 8
Instagram 9
Instagram 10
Instagram 11
Instagram 12
Instagram 13
Instagram 14
Instagram 15
Instagram 16
Instagram 17
Instagram 18
Instagram 19