Close Menu
Estado de Derecho

REFORMA ELECTORAL: LO BUENO Y LO MALO

REFORMA ELECTORAL: LO BUENO Y LO MALO
Por: Códice en colaboración con Fernando Núñez

La propuesta de Reforma Electoral de 2022 pretende hacer cambios profundos y, como ciudadanía, no podemos ignorarla. Nuestro sistema electoral ha avanzado mucho, pero aún tenemos retos que superar. Los fraudes electorales son preocupaciones que no aquejan a nuestra sociedad desde hace, al menos, 16 años: distintos partidos han ocupado la silla presidencial y el Congreso se ha convertido en una fuente de pluralidad política. Sin embargo, nuestra democracia es muy cara y la gente desconfía de sus representantes populares.

En Códice creemos que es responsabilidad de cada persona informarse sobre esta reforma, comparar argumentos y, de manera objetiva, tomar una posición. Nuestra participación no puede quedarse solo en las urnas, sino debe extenderse a los demás procesos políticos del país. Porque somos ciudadanas y ciudadanos, y nuestra voz tiene peso y debe ser escuchada.

 

Nueva reforma electoral: ¿de qué va? y ¿qué propone?

A finales de abril de 2022, el titular del Ejecutivo presentó una iniciativa de reforma electoral que la Cámara de Diputados tendrá que someter a votación antes de finalizar el año. Esta reforma prevé cambios a 18 artículos constitucionales y, de acuerdo con el Presidente, su principal objetivo es terminar con los fraudes electorales.1

La reforma se concentra principalmente en tres temáticas:2

  1. Financiamiento de los partidos políticos. Se pretende eliminar el presupuesto destinado al gasto ordinario (sueldos, estructuras electorales, propaganda institucional, etc.) y mantener solo el gasto electoral (aquel aplicado a campañas políticas).
  2. Conformación del Congreso. Se busca reducir el número de diputados federales –de 500 a 300– y el de senadores –de 128 a 96 –, y tomarán su puesto mediante elección por listas por entidad federativa.
  3. Estructura de las autoridades electorales. Se propone eliminar al Instituto Nacional Electoral (INE) y constituir otro llamado Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC), el cual se encargará de preparar las elecciones a nivel federal, estatal y municipal; estaría dirigido por 7 consejeros electorales –actualmente son 11– que serían elegidos mediante voto popular.

 

Derivado de esta Reforma han surgido preguntas polémicas por parte de la sociedad: ¿reducir el presupuesto de los partidos políticos garantizará mayor competencia? ¿disminuir el número de legisladores generará más representatividad y pluralidad política? ¿la elección popular de los consejeros electorales implicará mayor imparcialidad? Esas y otras preguntas son precisamente las que a continuación nos proponemos contestar.

 

Dos lados de la moneda

Las personas que defienden esta reforma –principalmente el Presidente y su partido político (MORENA)– sostienen que estos cambios brindarán más certidumbre en los procesos electorales, generarán mayor participación ciudadana y reducirán de manera significativa el gasto público destinado a mantener nuestra democracia. Acorde con el discurso de la austeridad republicana –eliminar gastos excesivos y canalizarlos a programas sociales– la reforma propone reducir en 66% el gasto en partidos (7 mil millones de pesos), eliminar el presupuesto destinado a mantener a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) (13 mil millones de pesos), y disminuir el costo para pagar los salarios de 232 legisladores y 3 consejeros electorales (226 millones, aproximadamente).3 Es decir, quieren hacer que la democracia sea más barata y redistribuir esos recursos en otros objetivos.

Asimismo, indican que es más eficiente que el INEC realice las actividades de los OPLES, pues el INE tiene todas las herramientas técnicas para hacerlo y, además, muchas controversias electorales locales se resuelven en instancias federales (en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación – TEPJF). Argumentan también que tenemos más legisladores que países como Rusia o Estados Unidos –con poblaciones más numerosas que México– y que tener un número tan grande de legisladores no se ha traducido en una mejor democracia.

Si bien estos beneficios apelan a un sentimiento generalizado que dice que “los legisladores y los partidos políticos nos cuestan mucho y hacen poco”, no queda claro en qué se utilizarían los recursos ahorrados en esta restructuración. Tampoco se indica  cómo se pretende que el INEC absorba las responsabilidades de elecciones locales con menos recursos ni se esclarece de qué manera aumentaría la imparcialidad de las autoridades electorales, siendo que su elección sería por voto popular y no necesariamente por sus habilidades técnicas o experiencia en el rubro. Por otra parte, no queda claro cómo podrían sobrevivir las candidaturas independientes cuando los partidos se mantendrían de las aportaciones de sus militantes o simpatizantes (no deducibles, limitadas a solo un partido o candidatura independiente), ni cómo se aumentaría la pluralidad de la representación política.4

Los partidos de oposición –PAN, PRD, PRI y MC– han rechazado la reforma argumentando que atenta contra las instituciones electorales, específicamente contra la autonomía del INE, ya que si se materializa la Reforma sería un retroceso a los tiempos en los que el partido en el gobierno ganaba  todas las elecciones.5 Ante esto hay que señalar que gracias a las reformas electorales del pasado es que las instituciones encargadas de regular los procesos electorales –INE y TEPJF principalmente– lograron su independencia del poder político, trayendo como consecuencia una mayor diversidad en el Congreso y, finalmente, la transición política en el año 2000. Por ello, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, critica que se quieran hacer cambios que  mermarían procesos electorales que ya funcionan. En su opinión, las reformas deberían mejorar la calidad de la representación política, defender el pluralismo y maximizar la representación proporcional (para que no haya sobrerrepresentación de un grupo y subrepresentación de muchos otros), algo que la reforma presentada no garantiza.6

Expertos en el tema también tienen sus reservas sobre esta Reforma — por ejemplo, José Woldenberg opina que la propuesta “busca mermar la autonomía de las autoridades electorales para alinearlas a la voluntad oficial”—, y Luis Carlos Ugalde aclara que, a pesar de que el discurso oficial dice que se eliminarán los legisladores plurinominales, la iniciativa “elimina diputados de mayoría y los sustituye por plurinominales”.7 Otros expertos recuerdan que la Reforma puede aprobarse parcialmente y, mientras se tomen en cuenta las demandas de la oposición, se puede lograr un consenso que sería útil especialmente de cara a las elecciones de 2024. Es decir, se puede pasar una Reforma que incluya algunas propuestas del Presidente y otras de los partidos de la oposición.8

Sin duda, la reforma busca una transformación a nuestra democracia. Tan importante es el cambio que conviene revisar casos internacionales para reconocer en qué podría ser buena y en que no.

 

Lo que nos dice la experiencia internacional

Existen países en el mundo que tienen más experiencia democrática que México, por lo que resulta importante hacer un ejercicio de política comparada con el fin de aprender y analizar qué podríamos mejorar en nuestro país.

Cabe destacar que el voto en México es caro. Según un estudio de la cadena británica BBC realizado en 2016, mientras que el voto cuesta 25 dólares en México, en Estados Unidos se gastan 11.67 y en Francia 1.88 dólares por voto.9 En una medida importante, lo anterior obedece a que en nuestro país partimos de la desconfianza y, por ello, hemos creado un andamiaje electoral costoso aunque, en gran medida, efectivo. Y si bien es necesario reducir el gasto, habría que tener cuidado cuánto y dónde recortamos recursos. Por ejemplo, una parte del presupuesto del INE se destina a emitir la credencial de elector (alrededor de 10% de su presupuesto para 2022), cuando en otros países son los ministerios del interior los responsables (en México sería la Secretaría de Gobernación). Por otra parte, el presupuesto anual solicitado por el INE incluye el dinero destinado a los partidos políticos, cuya fórmula se encuentra en la Constitución y, por ende, fuera del control del Instituto.

En lo que respecta a la conformación del Congreso de la Unión, nuestro país tiene un sistema electoral mixto, con legisladores tanto uninominales –también llamados de representación directa– como plurinominales –de representación proporcional–. Algunos países tienen sistemas mayoritarios (solamente uninominales), como Estados Unidos y el Reino Unido; otros tienen sistemas proporcionales (únicamente plurinominales), como España e Italia; y otros tienen sistemas mixtos, como Alemania y Nueva Zelanda. Como comentado anteriormente, los sistemas uninominales tienden a generar mayor gobernabilidad porque resulta más fácil formar mayorías en el Poder Legislativo, mientras que los sistemas plurinominales tienden a producir mayor representación porque los partidos votados obtienen asientos legislativos. México optó en las últimas décadas por un sistema mixto para proveer de representación a los partidos de oposición ya que, en el pasado, todos los asientos los obtenía el partido del régimen autoritario por la vía del voto directo (legisladores uninominales).

Por último, existen países con autoridades electorales más centralizadas, y otros con autoridades más descentralizadas. Costa Rica, un país pequeño con una administración centralizada, tiene una sola autoridad electoral nacional.10 Por otra parte, en Estados Unidos los estados son los responsables de llevar a cabo las votaciones –incluidas las elecciones federales– y el gobierno federal tiene una autoridad central débil. Finalmente, existen países donde las elecciones federales son llevadas a cabo por autoridades electorales federales, y las locales por autoridades electorales locales, como Canadá y Australia.11 México ha pasado de tener un sistema centralizado –en tiempos del régimen autoritario– a uno mixto, donde anteriormente las autoridades locales tenían más facultades (los OPLES) y, en los últimos años, la autoridad nacional (el INE) ha ido absorbiendo más responsabilidades.

Queda claro que se tiene que hacer más para reducir el costo de nuestra democracia, aunque la reducción se debe llevar a cabo con bisturí, con sumo cuidado. Sin embargo, en lo que respecta al sistema electoral y autoridades electorales, no existe un esquema que sea por sí mismo correcto, sino que el mejor dependerá de la historia y cultura política de cada país.

 

Conclusiones

¿Qué podemos esperar de esta reforma? ¿Será un avance o un retroceso? Históricamente las reformas que han dado mayor autonomía a las autoridades electorales y redistribuido de manera más equitativa los recursos entre los partidos políticos han generado una auténtica competencia electoral. Sin embargo, aquellas reformas que buscaron limitar la libertad de las autoridades electorales y modificar la fórmula electoral para que el partido en el poder no perdiera la mayoría absoluta en el Congreso causaron retrocesos en nuestra democracia.12

¿Se va a aprobar la Reforma recientemente propuesta? Generalmente las reformas electorales han surgido desde la oposición, y son aprobadas por amplio consenso de los partidos políticos para dotarlas de mayor legitimidad. No obstante, en esta ocasión la reforma es promovida por el Presidente y el partido en el poder, el cual tiene mayoría en el Congreso (aunque no el número necesario de votos para aprobar los cambios constitucionales que se necesitan). Por las razones que comentamos, la oposición ya se promulgó en contra de la Reforma Electoral. Ahora es tiempo de escuchar la opinión ciudadana, por lo que estar bien informados al respecto será primordial para lograr lo mejor para México. Después de haber leído nuestro estudio, ¿Tú apoyas o no la reforma? ¿Cuáles puntos de la Reforma aceptarías y cuáles no? ¿Propondrías algún cambio adicional?

* Fe de erratas: Este artículo fue modificado después de su publicación original, para aclarar detalles sobre los puestos plurinominales.


[1] Diputados (2022) Iniciativa del Ejecutivo federal para reformar la Constitución en materia electoral. Gaceta Parlamentaria Nú. 6012-XI

[2] Otros temas que aborda la Reforma son el voto electrónico, el tiempo en medios de comunicación que podrán tener los partidos, la reducción de integrantes de congresos locales, ayuntamientos y alcaldías.

[3] Noticieros Televisa (2021) ¿Cuánto gana un diputado?  ,  La Jornada (2022) De 105 mil 60 pesos, la dieta mensual de los senadores  y El Universal (2022) Esto ganarán los consejeros electorales… . Cálculos propios.

[4] El artículo 41 Constitucional indica que el gobierno tiene que garantizar que los partidos tengan recursos suficientes para sus actividades y que los recursos privados no sobrepasen los públicos.

[5] La Jornada (2022) PRI y PAN confirman su rechazo a la reforma electoral y El Financiero (2022) Reforma Electoral bajo fuertes presiones

[6] Latinus (2022) Una reforma constitucional no puede ser sólo para algunos …

[7] Expansión Política (2022) La reforma electoral de AMLO no elimina los plurinominales

[8] Expansión Política (2022) Una reforma electoral de consenso…

Por ejemplo, el PAN propone una segunda vuelta electoral para eliminar la sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados, regular el contenido de las conferencias matutinas del presidente para evitar su involucramiento en las elecciones y dar cárcel a los servidores públicos que violen la veda electoral.

[9] Proceso (2016) Voto en México cuesta mucho más que en EU…

[10] ACE Project (2022) Administración electoral

[11] Ídem.

[12] Diputados (2004) La reforma electoral en México …

agosto 03, 2022
COMPARTIR
0 COMENTARIOS

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Estado de Derecho
LA JUSTICIA TRANSICIONAL: EL INICIO DEL CAMINO HACIA LA PAZ
BY Códice / septiembre 16, 2020
LA JUSTICIA TRANSICIONAL: EL INICIO DEL CAMINO HACIA LA PAZ
Ver más
Estado de Derecho
LAS CONSECUENCIAS DEL POCO RESPETO A LAS LEYES Y ACCESO A LA JUSTICIA
BY Códice / agosto 30, 2019
LAS CONSECUENCIAS DEL POCO RESPETO A LAS LEYES Y ACCESO A LA JUSTICIA
Ver más
Estado de Derecho
RADIOGRAFÍA: EL MEXICANO Y LAS LEYES
BY Códice / febrero 03, 2020
RADIOGRAFÍA: EL MEXICANO Y LAS LEYES
Ver más
Estado de Derecho
LA PROCURACIÓN E IMPARTICIÓN DE JUSTICIA EN MÉXICO: TEORÍA VS REALIDAD
BY Códice / marzo 13, 2020
LA PROCURACIÓN E IMPARTICIÓN DE JUSTICIA EN MÉXICO: TEORÍA VS REALIDAD
Ver más

COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO

codice_mx

Instagram 0
Instagram 1
Instagram 2
Instagram 3
Instagram 4
Instagram 5
Instagram 6
Instagram 7
Instagram 8
Instagram 9
Instagram 10
Instagram 11
Instagram 12
Instagram 13
Instagram 14
Instagram 15
Instagram 16
Instagram 17
Instagram 18
Instagram 19