Close Menu
Pobreza

LA POBREZA EN MÉXICO EN EL 2021

LA POBREZA EN MÉXICO EN EL 2021
Por: Códice

Hoy enfrentamos una gran crisis. La pobreza por ingresos afecta a poco más de la mitad de la población mexicana1 y, derivado de la emergencia sanitaria, aproximadamente 9 millones de ciudadanas y ciudadanos se sumaron a sus filas solo durante el último año. Esto implica que más de 55.7 millones de personas en México viven actualmente en situación de pobreza: con ingresos por debajo de la línea de pobreza y con al menos una carencia social.2 Asimismo, 10.8 millones de personas están en condición de pobreza extrema.3 Como hemos mencionado en textos anteriores,4 la pobreza atenta contra la dignidad y la vida misma de las personas porque limita la libertad para elegir y el potencial de crecimiento humano. A pesar de los esfuerzos del gobierno para reducir la pobreza a través de programas sociales, los resultados obtenidos han dejado mucho que desear.5 Si bien es cierto que nadie pudo prevenir la crisis económica derivada del COVID-19, también resulta cierto que en México se ha hecho poco para apoyar económicamente a los mexicanos más desfavorecidos,6 trayendo como consecuencia niveles de pobreza que no solo persisten, sino que se han agravado.

El objetivo de todo gobierno debe consistir en la búsqueda del bienestar de sus ciudadanos. En nuestro país, donde más de la mitad de la población se encuentra en condición de pobreza, las políticas públicas eficaces deben ser una prioridad. En este sentido, resulta esencial comenzar por la medición y el análisis del estado de la pobreza en México, tarea encomendada al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), un organismo público que además evalúa las políticas y los programas sociales del gobierno.7 Gracias a esta institución podemos identificar qué carencias debemos combatir con mayor rigor, cuáles son los programas sociales más eficientes y qué podemos hacer para mejorarlos. A lo largo del artículo te explicaremos cómo se mide la pobreza y cuál ha sido su evolución durante los últimos años. Te invitamos a seguir leyendo.

 

¿Medición multidimensional?

Para saber cuántas personas se encuentran en condición de pobreza en México, el CONEVAL aplica una metodología de medición multidimensional. Pero ¿qué quiere decir esto? La medición multidimensional permite determinar quiénes son pobres y quiénes no a través de la medición del ingreso y seis dimensiones de derechos sociales: acceso a los servicios de salud, acceso a la seguridad social, acceso a los servicios básicos en la vivienda, calidad y espacios de la vivienda, rezago educativo y acceso a la alimentación.8 Este tipo de medición de pobreza considera el bienestar económico y el acceso a los derechos sociales9 con el fin de tener una visión más completa de las necesidades humanas.10

Según los resultados de las mediciones hechas por el CONEVAL, hasta el 2020 la mayoría de las dimensiones han tenido mejoras; es decir, la proporción de personas que viven con alguna de estas carencias ha disminuido. Los dos derechos sociales relacionados con la vivienda son ejemplos claros en este sentido. Por una parte, en lo que respecta al acceso a servicios básicos, solo el 0.6% de la población no cuenta con electricidad, un 3.8% carece de agua entubada y un 6% no tiene servicios de drenaje. Por otra parte, en el ámbito de la calidad y los espacios de la vivienda, la cual considera rubros como piso, techo y muros, sus indicadores han mantenido una tendencia a la baja desde 1990.11 Estas significativas mejoras se lograron gracias a programas sociales como Vivienda Digna y el Programa de Apoyo a la Vivienda, los cuales otorgaban subsidios a los hogares con el fin de alcanzar la línea de bienestar.12

Por lo que se refiere a rezago educativo,13 cabe destacar que esta es la carencia que ha descendido en menor proporción - aunque ha continuado su tendencia a la baja - disminuyendo en aproximadamente 3 puntos porcentuales durante los últimos 5 años.14 La inseguridad alimentaria15 también había tenido una tendencia a la baja; sin embargo, debido a la emergencia sanitaria por COVID-19 y la inflación, el número de personas que están en riesgo de no satisfacer sus necesidades alimenticias aumentó en 3.8 puntos porcentuales entre el primer trimestre de 2020 y el mismo periodo de 2021.16 Asimismo, la carecía por acceso a alimentación nutritiva y de calidad afecta a una de cada cuatro personas, es decir, 28.35 millones de mexicanos y mexicanas.17

En el caso de la seguridad social,18 se estima que poco más de la mitad de la población no tiene acceso a esta, esta es la carencia con incidencia más alta y afecta a 66 millones de mexicanos y mexicanas, debiéndose en gran parte a la alta tasa de informalidad que existe en el país. Aunque hasta 2015 esta dimensión presentó una tendencia a la baja, a partir de ese año y hasta 2018 hubo un ligero repunte de 1.5 puntos porcentuales.19

Finalmente, la carencia por acceso a los servicios de salud se incrementó en 8 puntos porcentuales de 2015 a 2020 y afecta a 35.7 millones de personas. Esta dimensión había mostrado grandes mejoras desde el año 2000 debido a que, hasta la administración pasada, existían 4 programas sociales destinados a aquellos que no contaban con afiliación formal: Seguro Popular, PROSPERA, Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) y Seguro Médico Siglo XXI. Sin embargo, con la llegada de la nueva administración federal en 2018 se cancelaron 3 de estos programas sociales20 y se introdujo el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI). Aún cuando es un programa creado para dar cobertura a la población en materia de salud y se le ha destinado un mayor presupuesto público, se ha documentado que existe opacidad en el uso de sus recursos,21 el gasto por persona afiliada ha sido menor que el del Seguro Popular y la inversión en cierto tipo de enfermedades de alta especialidad se ha reducido.22 Lo anterior ha dado como resultado una menor cobertura de los servicios de salud para las y los mexicanos.   

Es importante notar también que, a falta de servicios y programas públicos, la gente en situación de pobreza destina una mayor proporción de su ingreso a cubrir sus derechos sociales. Un ejemplo de esto es el gasto catastrófico en salud,23 donde quienes se ubican en los deciles socioeconómicos más bajos han tenido que destinar una mayor proporción de su ingreso a cubrir gastos por enfermedades. Esto se debe a diferentes razones: al tener menos ingresos, necesariamente se gasta una mayor proporción de este en cubrir necesidades; asimismo, pueden no contar con un seguro médico que ayude a cubrir consultas y tratamientos; finalmente, es mas probable que las personas de menores recursos tengan que recurrir a préstamos fuera de instituciones bancarias, pagando mayores intereses.24 La pandemia por COVID-19 puso de relieve lo dañino que puede resultar un sistema de salud incompleto y débil, pues varios indicadores en la materia mostraron deterioros significativos.25

 

¿Qué sigue?

En ocasiones podemos caer en el error de pensar que el pobre es pobre porque así lo quiere, la realidad es que la mayoría de las y los mexicanos se encuentran atrapados en el círculo vicioso de la pobreza porque no poseen las herramientas ni las oportunidades necesarias para salir de ella. Para los mexicanos más desfavorecidos, tener una carencia significa gastar gran parte de su ingreso para cubrirla, endeudarse para sufragarla o, en el peor de los casos, no poder cubrirla en ningún momento, limitando sus oportunidades de desarrollo y crecimiento.

La pandemia por Covid-19 ha profundizado los desafíos en materia de desarrollo social, principalmente en educación, salud e ingreso. Derivado de las mediciones realizadas por el CONEVAL el gobierno debe actuar para frenar la caída de ingresos y mejorar las transferencias públicas, asimismo, debe procurar el aumento de empleos formales. En materia de educación debe combatir la deserción escolar con programas adecuados para satisfacer las condiciones de educación a distancia. Y en materia de salud se debe asegurar la atención efectiva de la población, especialmente hacia aquellos con mayor vulnerabilidad y poco acceso. En suma, múltiples dimensiones de la pobreza se han exacerbado tras la pandemia y es responsabilidad del gobierno prevenir importantes retrocesos.26

Como ciudadanía, resulta de la mayor importancia informarnos de los rendimientos que tienen nuestros programas sociales. Cuando estos están lejos de conseguir la meta planteada - como la disminución de carencias - es nuestro deber exigir cuentas al gobierno y un cambio de rumbo. Sin embargo, cuando estos han demostrado su valía, debemos demandar su continuidad y mejora. Finalmente, resulta fundamental que apoyemos a aquellas organizaciones civiles que se dedican a apoyar a sectores de la población vulnerables, ya que poseen los recursos, las habilidades y la experiencia necesarias para apoyar y contribuir a los esfuerzos gubernamentales.

La erradicación de la pobreza es un problema difícil de solucionar, no obstante, existen muy buenos ejemplos de que se puede lograr. En México vamos por muy buen camino en algunos rubros, aunque en algunos otros resulta evidente que se necesita un cambio de rumbo. Empecemos por reconocer los errores y debilidades que tienen nuestros programas sociales, basándonos siempre en los estándares más alto del conocimiento científico. Como ciudadanía, tenemos el poder de cambiar muchas cosas si nos unimos y tenemos claro lo que queremos; informémonos como un primer paso para participar más activamente en los asuntos públicos de nuestro país. Seamos parte del cambio que todas y todos queremos ver.

 

 


[1]Coneval (2021) Estimaciones de pobreza multidimensional 2018 y 2020 Comunicado.

Coneval mide la pobreza con dos variables: pobreza por ingreso y carencias sociales. El número de personas con pobreza por ingresos es de 66.9 millones. La pobreza por ingresos significa que el dinero o bienes que se obtienen para subsistir son menores a 3,740 pesos. Antes de la pandemia, más del 40% de la población se encontraba en condición de pobreza por ingresos; para finales del 2021, la cifra se elevará al 56% de los mexicanos.

[2] La medición que realiza CONEVAL  de pobreza arroja porcentajes menores que los de pobreza por ingresos, esto dado a que se agrega la variable de medición de carencias.

[3] Ibid.

[4] Códice Mx (2020) La pobreza en México: Medición, retos y futuro.

[5] El País (2021) La pobreza en México aumenta pese a los programas sociales del gobierno.

[6] El porcentaje del PIB que México destinó como estímulos fiscales a la población fue solo del 1.9% , el cual es menor cuando se compara con países de Latinoamérica como Argentina y Brasil, los cuales destinaron 6 y 12% respectivamente. La diferencia es aún mayor si se compara con países como Estados Unidos y Canadá, con 18.55 y 26.46% respectivamente. Statista (2021) Value of COVID-19 fiscal stimulus package in G20 countries as of May 2021, as a share of GDP.

[7] CONEVAL (s.f.) La evaluación de los programas sociales: un proceso de mejora continua y rendición de cuentas.

[8] Hernández (2019) El desarrollo económico en México.

[9] Los derechos sociales son derechos fundamentales del ser humano que afectan su calidad de vida. (UNAM, sf, Derechos sociales) y consideran en un primer plano factores como educación, alimentación, vivienda y seguridad social, y en un segundo plano elementos como el derecho al trabajo, a un medio ambiente sano y a la no discriminación.

[10] Los límites están establecidos en la Ley General de Desarrollo Social.

[11] Hay categorías que han presentado disminuciones de hasta 92% si se consideran datos desde 1990.

[12] Gobierno de México (2012) Programa Vivienda Digna.

[13] Se refiere a las y los mexicanos mayores a 15 años que no tienen el grado de estudios correspondiente; generalmente es secundaria completa.

[14] Afectando aproximadamente a 21 millones de mexicanas y mexicanos.

[15] La inseguridad alimentaria surge cuando una persona no puede asegurar el consumo de suficientes  alimentos de calidad para un desarrollo y crecimiento saludable debido a falta de ingresos para adquirirlos o por limitaciones en su acceso.

[16] Animal Político (2021) Tienen trabajo, pero sueldo no alcanza: pandemia aumenta pobreza laboral a mexicanos.

[17] Coneval (2021) Estimaciones de pobreza multidimensional 2018 y 2020 Comunicado.

[18] La seguridad social ayuda a los y las trabajadoras a tener garantizada su subsistencia cuando se enfrentan a eventualidades como la vejez, embarazos y/o enfermedades imprevistas que les impiden continuar su trabajo. Unos de los beneficios que ofrecen son: asistencia social, ingresos, guarderías, prestaciones y retiro (pensiones).

[19] El dato se adquirió de cifras del CONEVAL, obteniendo la diferencia entre los años del 2015 y 2018, que son 55.8 y 57.3% respectivamente.

[20] Tanto el Seguro Popular como PROSPERA fueron eliminados en 2019, y el Seguro Médico Siglo XXI quedará sin presupuesto en 2022. Fuente: De Seguro Popular a INSABI: Mayor población con menor atención CIEP, 2021.

[21] El Universal (2020) Usa INSABI dinero de fideicomiso; falla en transparencia y vigilancia.

[22] CIEP (2021) De Seguro Popular a INSABI: Mayor población con menor atención.

[23] Un gasto se considera como catastrófico cuando los hogares destinan más del 30% de sus ingresos a cubrir sus necesidades médicas, siendo el desembolso tan fuerte que surge el riesgo de empobrecimiento en los hogares. Fuente: Gasto catastrófico por Motivos de Salud en México (ENIGH 200-2010), CIEP (s.f.).

[24] Solo el 36.6% de la población tiene acceso a instituciones financieras en México. (IMCO, 2020) El resto de la población tiende a acceder a créditos que pueden terminar afectándolos más que si no los hubieran contratado. Un ejemplo de esto son los préstamos gota a gota, financiamientos fáciles a los que cualquier ciudadano puede acceder, aunque debido a los altos intereses, la deuda termina siendo impagable.

[25] A pesar de haber dedicado más recursos de los planeados al IMSS durante 2020, casos que se tenían controlados como la mortalidad materna se incrementaron en el último año debido a los esfuerzos por hacer frente a la emergencia sanitaria.

[26] Coneval (2021) Estimaciones de pobreza multidimensional 2018 y 2020 Comunicado.

 * UIA (2021) ENCOVID-19

** CONEVAL (2021) El CONEVAL presenta información referente a la pobreza laboral al primer trimestre de 2021

agosto 19, 2021
COMPARTIR
0 COMENTARIOS

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Pobreza
VISIBILIZANDO EL PROBLEMA DE LA POBLACIÓN CALLEJERA
BY Códice / noviembre 13, 2020
VISIBILIZANDO EL PROBLEMA DE LA POBLACIÓN CALLEJERA
Ver más
Pobreza
LA POBREZA EN MÉXICO: MEDICIÓN, RETOS Y FUTURO
BY Códice / junio 12, 2020
LA POBREZA EN MÉXICO: MEDICIÓN, RETOS Y FUTURO
Ver más
Pobreza
POBREZA: EL RETO PERMANECE
BY Códice / octubre 08, 2019
POBREZA: EL RETO PERMANECE
Ver más
Pobreza
LOS INVISIBLES: PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE
BY Códice en colaboración con RIDIAC / abril 01, 2022
LOS INVISIBLES: PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE
Ver más

COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO

codice_mx

Instagram 0
Instagram 1
Instagram 2
Instagram 3
Instagram 4
Instagram 5
Instagram 6
Instagram 7