Close Menu
LGBT

LA LUCHA POR LOS DERECHOS DE LA COMUNIDAD LGBT

LA LUCHA POR LOS DERECHOS DE LA COMUNIDAD LGBT
Por: Códice

La lucha por los derechos de la comunidad LGBT+

Una de cada diez personas en México pertenece a la comunidad LGBTTTIQA+, es decir, casi 14 millones de personas. Aunque tienen las mismas aspiraciones, sueños e ilusiones que el resto de la sociedad, en muchas ocasiones no tienen acceso a los mismos derechos. La lucha por hacer valer sus derechos ha sido larga y ha generado importantes logros, pero la discriminación sigue ocasionando grandes obstáculos.

En esta ocasión presentamos un breve análisis de los derechos fundamentales de matrimonio, adopción, salud y trabajo de las personas de la comunidad. Abordamos estos derechos por su importancia  y porque existen más datos desagregados sobre la comunidad LGBTTTIQA+. Invitamos a todas las personas a reflexionar sobre la importancia de garantizar el acceso integral a los derechos humanos, esenciales para que todes podamos alcanzar nuestras y metas y disfrutar así de una vida plena.

La lucha en perspectiva histórica

La historia de la humanidad es, en una medida importante, la historia por alcanzar mayores niveles de libertad. Este ha sido especialmente el caso durante los últimos trescientos años con la Ilustración y los sucesos más emblemáticos derivados de ella: la Revolución Francesa y Americana. El primer levantamiento trajo como consecuencia la promulgación de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, y el segundo produció la Declaración de Independencia, manifestando que “…los hombres son creados iguales…” y tenían “…ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

Sin embargo, cuando las declaraciones hablaban del “hombre” se referían, literalmente, al hombre. Es decir, hasta hace relativamente poco los derechos eran realmente privilegios de los que solo podían gozar los hombres blancos que tenían propiedad. Innumerables movimientos posteriores a los levantamientos francés y americano fueron necesarios para expandir estos derechos, para que aplicasen a todes, para que fuesen verdaderamente humanos.

Aunque la lucha por la obtención de derechos civiles, políticos y sociales aún no termina, los avances durante las últimas décadas han sido notables: el movimiento feminista, de la comunidad afroamericana y de las clases más desfavorecidas son solo algunos ejemplos. Y tan solo hace unos años comenzó un nuevo movimiento para obtener el reconocimiento y aceptación de la sociedad, con todos los derechos propios del ser humano: el de la comunidad LGBTTTQ+.

 

Discriminación: el principal obstáculo

Toda persona tiene derecho a vivir sin discriminación; a que no se les trate de manera diferenciada por su identidad de género o preferencias sexuales. Sin embargo, debido a prejuicios, desinformación, estigmas y a deficientes garantías legales, en México se vulneran los derechos de las personas de la comunidad LGBTTTIQA+ de manera constante, siendo objeto de burlas, rechazos y exclusión.

Según la ENDOSIG 2018 del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), una de cada cuatro personas de la comunidad encuestadas dicen haber sufrido rechazo al momento de compartir su orientación sexual con sus padres y haber vivido la negación injustificada de algún derecho básico, como trabajar o estudiar.1 Además, entre 2018 y 2021, la organización de la sociedad civil Amicus DH registró 864 reportes de agresiones a miembros de la comunidad, siendo las más frecuentes la agresión verbal (27%), el rechazo de atención en un establecimiento (13%) y el asesinato (12%)2

La Encuesta global LGBT+ Pride 2021 de IPSOS3 dice que la mayoría de la sociedad mexicana está de acuerdo con promover leyes que prohíban la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género – 55% a nivel mundial y 62% en México –, pero ¿qué tanto hemos avanzado? A continuación te presentamos la situación actual de algunos derechos básicos de las personas LGBTTTIQA+ en México.

 

  • Matrimonio y adopción

El matrimonio igualitario es legal solo en 33 países del mundo – 8 de ellos en América Latina.4 En México se reconoce en la mayoría de las entidades federativas, pero no en todas, pues 5 estados aún no lo aprueban (Tabasco, Tamaulipas, Guerrero, Durango y Estado de México).

Permitir la unión entre dos personas del mismo sexo, o pertenecientes a la diversidad de orientaciones e identidades de género, es importante porque es respetar un acto de libertad y autonomía que, a la par, permite obtener el reconocimiento legal necesario para: compartir seguridad social, establecer un parentesco, heredar,  obtener ciudadanía, repartir bienes en caso de separación, adoptar, entre otras cosas.

Especialmente, el derecho a la adopción y al matrimonio van de la mano. Para poder adoptar un hijo/a, compartiendo su tutela, es un requisito indispensable que la pareja esté casada. Aunque la Suprema Corte reconoció el derecho a la familia de las personas de la comunidad, hasta la fecha sólo algunos estados permiten la adopción homoparental. Los avances en este derecho son relativamente recientes, desde 2010, y coinciden con la historia del matrimonio igualitario.

En México la lucha por el matrimonio igualitario ha sido larga, desde 1970 los colectivos de la comunidad exigían su aprobación, pero tuvieron que pasar tres décadas para lograrlo. En 2009, La Ciudad de México fue la primera entidad federativa en aceptarlo, aunque varios sectores de la sociedad no estuvieron de acuerdo, en 2010 la Suprema Corte reafirmó su legalidad.5 A raíz de esta resolución, se estableció un principio normativo (jurisprudencia en 2015) que protege este tipo de uniones, aunque no exista el matrimonio igualitario en algunas constituciones locales.6

La opinión pública sigue estando dividida sobre estos temas. En el caso del matrimonio igualitario: el 60% de las personas entrevistadas en el ENEM 2021 del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE)7 dicen estar totalmente de acuerdo en que el matrimonio sólo debe ser entre un hombre y una mujer, mientras que el 63% de las personas mexicanas encuestadas en la Encuesta global LGBT+ Pride 2021 de IPSOS están a favor de que las personas del mismo sexo puedan casarse.8 En el caso de la adopción homoparental la opinión está sumamente dividida, tanto la encuesta como la entrevista indican que alrededor de una de cada dos personas están de acuerdo con este derecho y el resto está en desacuerdo.9

¿A qué se debe la diferencia de opiniones? Una teoría es que la edad, educación, religión, características socioeconómicas y experiencias cercanas con personas LGBTTTIQA+  definen las opiniones de cada persona encuestada. Por ejemplo, las personas jóvenes con mayor educación y que habitan zonas urbanas tienden a favorecer más estos derechos que el resto de la población.10 En todo caso, cabe recordar que las opiniones son voluntarias y que queda en nosotres alimentar o no la discriminación.

 

  • Salud

De manera directa o indirecta, aún se vulneran los derechos fundamentales de salud de las personas de la comunidad LGBTTTIQA+. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que los estigmas y la discrimnación hacia la comunidad generan barreras que van desde la negación de la atención, la atención deficiente hasta suposiciones incorrectas sobre las causas de sus problemas de salud.11

En México, de acuerdo con datos de la ENDOSIG 2018, las experiencias de discriminación que sufren las personas LGBTTTIQA+ en la atención médica van desde hacerlos sentir incómodas (76%), tener que ocultar su identidad de género u orientación (49%), no recibir el tratamiento o servicio adecuado (38%), malos tratos o humillaciones (32%), minimizar el padecimiento (29%)  hasta sugerirles “curar” su condición (15%).12

Sobre el último punto mencionado, es inaceptable que exista personal médico que considere como una enfermedad o patología la diversidad de orientaciones e identidades de género. Así mismo, según las Naciones Unidas y la OMS, las terapias de conversión son prácticas que deberían ser prohibidas, pues no tienen ningún sustento científico y son sumamente degradantes, crueles y constituyen una forma de tortura humana.13  Sin embargo, en el caso de México sólo 11 entidades federativas las prohíben.14

También es importante prestar atención y subsanar las deficiencias que experimentan las personas de la comunidad en el acceso a medicamentos, servicios de salud sexual y reproductiva, entre otros. La salud es un derecho humano inalienable que debe garantizarse sin importar la orientación sexual o identidad de género pues es fundamental para tener una vida plena.

 

  • Trabajo

Las personas LGBTTTIQA+ enfrentan mayores obstáculos para insertarse en el mercado laboral, muchas de ellas son rechazadas incluso antes de ser entrevistadas y si logran emplearse, experimentan acoso o discriminación y tienen muchas menos oportunidades de avanzar en su carrera laboral.15 Sabemos por la ENDOSIG 2018 que a más de la mitad de las personas encuestadas, pertenecientes a la comunidad, se les negó la oportunidad de trabajar (65%) u obtener un ascenso (52%) y que al menos 3 de cada 10 han experimentado comentarios, conductas o actitudes negativas por su orientación o identidad de género.16

Además, 70% de las personas LGBTTTIQA+ perciben que no reciben el mismo trato que sus compañeres de trabajo heterosexuales.17

Este tipo de discriminación y afectaciones se arrastran desde las aulas y no se corrigen en el ámbito laboral. Las víctimas de discrimnación por su orientación o identidad de género son más vulnerables a dejar los estudios, afectando sus prospecciones laborales,  provoca una caída en su productividad y les puede orillar a abandonar sus empleos.18

Si bien no parecen existir diferencias significativas en los salarios percibidos por trabajos iguales entre personas de la comunidad y personas heterosexuales, varios estudios sí hacen hincapié que son propensos a percibir menores ingresos – especialmente las personas trans– por no poder acceder a mejores empleos o mejores condiciones laborales, afectando también su acceso a la seguridad social.19

 

¿Y tú te unes a la lucha?

La lucha por los derechos de las personas LGBTTTIQ+ requiere de personas aliadas. Todes podemos ayudar a que su causa sea exitosa empezando por erradicar la discriminación. Con la discriminación no gana nadie. Las personas discriminadas no pueden llevar una vida libre de violencia y tienen menos acceso a la salud y menores oportunidades laborales. Las sociedades que discriminan o toleran estos comportamientos pagan costos con menor crecimiento económico y pérdida de competitividad.20 ¿Valen la pena estos costos? Todas las personas simplemente por el hecho de existir, tenemos derechos y es labor de cada persona respetarlos, más aún, nos conviene.

Si bien existen logros, como en la posibilidad de cambio de identidad de género  y la aprobación del matrimonio igualitario, todavía falta mucho para lograr lo mismo con el derecho a la adopción homoparental. Asimismo, los derechos en salud todavía pueden mejorar; debemos lograr que nunca se niegue la atención a los miembros de la comunidad y reciban los medicamentos y servicios necesarios. En el rubro laboral, es necesario que existan más y mejores programas contra la discriminación y a favor de la inclusión, que incluyan sanciones y mecanismos de control y atiendan todas las etapas de la vida laboral; desde las entrevistas para contratación hasta las oportunidades de ascenso, para que el logro laboral sea definido por el mérito y no por prejuicios o estigmas sociales sobre la diversidad sexual.

“Libres, iguales y no criminalizados” así nos invita las Naciones Unidas a tratar a las personas LGBTTTIQA+,21 por ello, a la par de cambios legislativos seamos la semilla del cambio en la sociedad. Informémonos mejor, dejemos de discriminar y  luchemos por más y mejores derechos para todes.

 

 


[1] CONAPRED (2019) Encuesta sobre Discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género (ENDOSIG)

[2] Amicus DH (2021) Segundo informe de actividades de Visible

[3] IPSOS (2021) Encuesta global LGBT+ Pride

[4] Coronel Irma (2022) La regulación del matrimonio civil entre personas del mismo sexo en México

[5] La Corte consideró que “ni la familia ni el matrimonio son conceptos inmutables, sino que deben responder a la transformación de la sociedad”. A la par consideró qué la adopción entre personas del mismo sexo no vulnera los derechos de la niñez y prohibirlo vulnera la igualdad entre personas.

[6] Op.Cit. Coronel Irma (2022)

[7] Castro Cornejo, Rodrigo y Álvarez, José Ángel (2022) “A doce año de las reformas…” Nexos

[8] Op. Cit. IPSOS (2021)

[9] En la ENEM 2021 46% estuvo de acuerdo y 46% en desacuerdo, en la Encuesta IPSOS 59% estuvieron a favor y 41% en desacuerdo o no seguros

[10] Op. Cit. Cornejo y Álvarez (2022)

[11] PAHO (2015) “Avances y desafíos de la situación de las personas LGBT…”

[12] Op. Cit. ENDOSIG (2019)

[13] ONU DH (2020) “Las “terapias de conversión” …

[14] Homosensual (2022) “Terapias de conversión: ¿qué estados las prohíben?

[15] OIT “La discriminación en el trabajo por motivos de orientación …

[16] Op. cit. ENDOSIG (2019)

[17] Clark Pablo (2021)  La discriminación hacia la comunidad LGBT nos cuesta a todos

[18] ibid.

[19] CEAV (2018) “Diagnóstico nacional sobre la discrimianción…”

[20] Op. Cit. IMCO (2021)

[21] ONU “LGBTQI+

junio 20, 2022
COMPARTIR
3 COMENTARIOS

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

LGBT
LENGUAJE INCLUSIVO: UN CAMBIO NECESARIO
BY Códice / septiembre 08, 2021
LENGUAJE INCLUSIVO: UN CAMBIO NECESARIO
Ver más

COMENTARIOS

agustin
agustin Jiménez
junio 22, 2022

Buenas tardes mi estimado Lic tengo una duda y pregunta te boy mi numero telefónico 9161502197 de whatsapp

RESPONDER
agustin
agustin Jiménez
junio 22, 2022

Buenas tardes mi estimado Lic tengo una duda y pregunta te boy mi numero telefónico 9161502197 de whatsapp

RESPONDER
AGUSTIN
AGUSTIN VARGAS RAMIREZ
julio 04, 2022

En el año 2011, se reformo el articulo 1 Constitucional, incrustando el Derecho Humano y el respeto a los tratados Internacionales, entre ello, el derecho intrínseco a la salud art. 4 Const. 123 del Trabajo, y podemos numerar muchos artículos que hacen mención de Derechos políticos y civiles, pero el art 1 Const. obliga a los funcionarios públicos, a respetarlos, hoy en términos del articulo 22 Constitucional se puede sancionar incluso penalmente estos acto y/o omisiones, independiente de la responsabilidad medica o administrativa que se tenga, a nivel legal en los últimos años se reformaron diversas legislaciones para lograr, el matrimonio igualitario, adopción, salud y trabajo de las personas de la comunidad, casi hoy viven en nuestro pasi 14 millones de personas de acuerdo con datos de la ENDOSIG 2018, por otro lado los expertos expresan, que hoy día, es inaceptable que exista personal médico que considere como una enfermedad o patología la diversidad de orientaciones e identidades de género, sin sustento científico para esto, en lo personal considero que el problema resulta formativa, expongo lo siguiente, este sector a demostrado, ser muy trabajador, dedicado, etc. ¿ese es el problema? no, el problema es que mucha gente no lo entiende o no lo conoce, y si le sumamos que la ciudadanía responderá agresivamente a lo que no esta de acuerdo, también existe un derecho de libertad de pensamientos, (sin que exista el derecho de violentar su derecho humanos de este movimiento), sien embargo, si me atrevería a decir que si existe un problema de Salud, muestra de ello, es lo planteado en el presente articulo, que deja claro la poca información y lo mucho que se debe hacer en el tema. Mientras que exista la información adecuada al problema planteado y de seguridad publica, sumándose cada Municipio, cada Estado, este problema se vería de diferente perspectivas, No existe un programa educativo que te expliquen que es, por que no es malo. Como en su momento funcionaron las campañas de salud para tener menos hijos y regalaban condones, existe una generación que le dicen de cristal, que no existe el genero, lo que es un hombre o una mujer, es verdad que diariamente viven, ataques como lo es en la atención médica que van desde hacerlos sentir incómodas (76%), tener que ocultar su identidad de género u orientación (49%), no recibir el tratamiento o servicio adecuado (38%), malos tratos o humillaciones (32%), minimizar el padecimiento (29%) hasta sugerirles “curar” su condición (15%).12, conclusión, si los programas de gobierno continúan siendo paternalistas y no tocan seriamente este asunto, que hoy es real, una parte de la sociedad simplemente no lo entenderá, Es un problema serio que debe plantearse en el modelo del Sistema Nacional de Salud, incluso contando con areas especializadas para atención, orientación, capacitación, campañas, considero que el conocimiento es poder.

RESPONDER

DEJA TU COMENTARIO

codice_mx

Instagram 0
Instagram 1
Instagram 2
Instagram 3
Instagram 4
Instagram 5
Instagram 6
Instagram 7
Instagram 8
Instagram 9
Instagram 10
Instagram 11
Instagram 12
Instagram 13
Instagram 14
Instagram 15
Instagram 16
Instagram 17
Instagram 18
Instagram 19