Close Menu
Medio Ambiente

EL CAMBIO CLIMÁTICO A MEDIANO PLAZO EN MÉXICO

EL CAMBIO CLIMÁTICO A MEDIANO PLAZO EN MÉXICO
Por: Códice

A lo largo de la historia de la humanidad, los cambios climáticos han jugado un papel esencial en el auge, caída y desplazamiento de las civilizaciones.. En la antigüedad, los mayas (México y Centroamérica), los vikingos (Groenlandia) y las personas del Imperio Khmer (Camboya) sufrieron los estragos de cambios ambientales que derivaron en sequías, inundaciones y enfriamiento, llevándolos a abandonar sus ciudades y, finalmente, a su declive.1 Las crisis climáticas eran, entonces, regionales, y no necesariamente causadas por las acciones humanas. Ahora, en el siglo XXI, nos enfrentamos a una crisis climática global provocada por la actividad humana que trasciende fronteras, y que cambiará la vida de toda la humanidad, especialmente de los que menos tienen.

México no será la excepción. En 2019 se estimaba que había 1,368 municipios (56% del total) mediana y altamente vulnerables al cambio climático y sus consecuencias: sequías, huracanes e inundaciones. Éstos son municipios de población agrícola e indígenas, en donde viven más de 27 millones de personas, las cuales verán dañados sus medios de vida, incrementándose el potencial de caer en pobreza.2

Es una realidad que el cambio climático ya está aquí y no estamos haciendo lo suficiente para contener sus efectos. Si no nos preparamos para los inminentes cambios que nos acechan, pondremos en riesgo la vida de millones de personas, así como la estabilidad y la seguridad del país.

¿Cómo cambiará la vida en México a raíz de la crisis climática? ¿Qué efectos económicos, sociales y políticos podemos esperar? ¿Hay algo que podamos hacer para disminuir los riesgos?

 

Donde estamos parados y qué está sobre la mesa

En México las emisiones de Gases de Efecto de Invernadero (GEI) siguen incrementando, en vez de disminuir, y la contaminación ambiental le quita la vida a 49 mil personas al año.3 Es común escuchar noticias sobre sequías, olas de calor extremo, sargazo en las playas y grandes tormentas tropicales. Lo preocupante es que estos fenómenos podrían ser más fuertes en los próximos años, afectando aún más a la economía nacional.

Agricultura. En todo México, no solo en Monterrey, el agua está escaseando. La falta de lluvias y las sequías que afectan a la mayoría del país (70%) están ocasionando que las presas reduzcan su capacidad y no puedan satisfacer la demanda de agua en varios estados.4 La agricultura inevitablemente está siendo afectada, ya que es una de las actividades económicas que más requieren de agua, ocasionando no solo la pérdida de productos agrícolas sino el aumento en el precio de alimentos básicos, mayor deforestación y pérdidas de hasta 0.36% del PIB.5 El aumento de temperaturas también genera aparición de plagas, enfermedades y floración temprana, alterando los ciclos naturales de producción.6 Si no se mitiga el cambio climático, estudios de la Universidad de Princeton indican que la producción de cereales y trigo en México podría disminuir hasta 48% en 2080.7

Turismo. El Covid-19 está cediendo, pero la crisis climática no. Aunque se espera que la caída de turismo de los últimos años se compense, las consecuencias del cambio climático están dañando en definitiva a este sector. Las olas de calor extremo, el sargazo en las playas, los huracanes y el aumento del nivel del mar –por el grave proceso de derretimiento de los polos–, entre otros fenómenos, hacen que el turismo sufra pérdidas millonarias. Entre 2000 y 2014 los daños climáticos costaron al menos 1.4 miles de millones de dólares, y afectaron directamente la vida de más de 4 millones de personas que trabajan en este sector.8

Pesca. La acidificación y modificaciones en el nivel y temperatura del mar han contribuido a la migración de especies marinas y cambios en las estructuras biológicas. Las comunidades pesqueras se ven obligadas a migrar siguiendo a los cardúmenes o en búsqueda de nuevos espacios para pescar. Alrededor de 300 mil familias viven de esta actividad y 2 millones lo hacen de manera indirecta. Las personas que se verán más afectadas, en el corto plazo, serán las que habitan en el Golfo de México y en Yucatán. En total son 13 mil comunidades que requerirán asistencia para adaptarse a los inevitables cambios por la crisis climática.9

Estas son solo algunas de las consecuencias económicas que enfrentamos. Tenemos que considerar que la crisis climática extenderá sus efectos negativos a todos los sectores e industrias, afectando en diversos niveles a cada uno de los aspectos de nuestra sociedad (económicos, políticos y sociales).

 

Desplazamientos por el cambio climático

Otra consecuencia importante del cambio climático, que va de la mano con los efectos económicos, es la migración por motivos ambientales. Se estima que para 2050, 3 millones de personas serán migrantes por razones climáticas en México. Los grupos más vulnerables son los pueblos indígenas, las mujeres y las personas con escasos recursos económicos.10

¿Por qué el cambio climático favorece la migración? Debido a la degradación ambiental –consecuencia de la crisis climática– miles de familias ven en riesgo sus modos de vida, lo que los orilla a mudarse a otras regiones. En otras ocasiones, desastres naturales como huracanes y fenómenos como el aumento del nivel del mar destruyen los hogares de las personas y hacen inevitable la migración.11

Las personas que migran por razones climáticas han perdido mucho: su comunidad, sus viviendas y trabajos. No se desplazan de manera voluntaria, al menos no en la mayoría de los casos, sino que son forzados por las condiciones inhóspitas de sus lugares de origen, que suman causales como violencia, pobreza y falta de oportunidades. Intentan adaptarse a los efectos de la crisis climática, pero son percibidos como migrantes económicos y son rechazados, excluidos y marginados.

Este tipo de migración aumentará, pero ¿dónde vivirán?, ¿habrá trabajo para todas las personas?, ¿será fuente de más pobreza? Para estas personas no existen instrumentos legales suficientes para atender sus necesidades y protegerlas, por lo que especialistas en el tema denuncian la falta de medidas integrales de largo plazo para evitar este tipo de migraciones.12 Las Naciones Unidas alerta que será entre 2030 y 2050 que veremos más este tipo de migración y que, si no tomamos medidas preventivas en América Latina, 17 millones de personas serán parte de estos flujos.13

 

El reto geopolítico y algunas respuestas

México es diverso en sus climas y ecosistemas, sin embargo, las constantes sequías y deforestación han hecho que los desiertos crezcan y que las selvas y bosques vayan desapareciendo. La degradación del suelo cultivable y la sobreexplotación de los mantos acuíferos ocasionan riesgos de seguridad alimentaria, estrés hídrico, conflictos violentos y migración forzada.

La vulnerabilidad de México ante la crisis climática parece ser alta, derivada de la falta de medidas preventivas y de reducción de GEI. Ejemplo de esto es que, a pesar de que la transición a energías limpias debería ser prioridad (pues es el sector de energía el que más genera GEI, con 64% del total), el rumbo de esta industria va en sentido contrario, ya que se ha propuesto aumentar el uso de combustibles fósiles.14

No debemos tomar a la ligera la crisis climática, porque esta tiene un efecto multiplicador en los problemas que ya enfrentamos. Aunque no existe una solución única para este desafío, las Naciones Unidas recomiendan reducir las emisiones de GEI, prepararse para los desplazamientos internos por razones climáticas e invertir en la compresión de los factores que desencadenan la migración (para articular mejores políticas públicas).15 Ya que la crisis climática sobrepasa las fronteras, otros especialistas recomiendan la cooperación internacional regional para crear mecanismos de adaptación y planificación ante la migración ambiental.16 Necesitamos soluciones duraderas, que incluyan rehabilitación y reintegración de las zonas más afectadas.17

Sobre la agricultura, se están realizando investigaciones en variedades de cultivos adaptados a las condiciones climáticas, monitoreando los incrementos de temperatura y brindando asesoría a los/as agricultores sobre los cambios que observan en sus cultivos.18 También se han impulsado iniciativas para tener mejores prácticas de pesca y se recomienda que los complejos turísticos adopten medidas de responsabilidad con el medio ambiente. Sin embargo, esto no es suficiente.

Tenemos que prepararnos para reducir los riesgos de violencia política. La desigualdad, la pobreza y las condiciones inhóspitas pueden incrementar la violencia política. Esto ha ocurrido en otros países donde desastres naturales, desertificación y sequías han ocasionado tensiones sociales que terminan en violencia e incluso conflictos civiles. La escasez de agua también es uno de los factores de riesgo de violencia más importantes, no solo a nivel nacional, sino también entre países. Ejemplo de esto es lo que ocurre en el Medio Oriente, donde la guerra civil en Siria, así como otros conflictos étnicos y religiosos, tienen como trasfondo el estrés hídrico y ecológico. Más allá de esto, expertos indican que la crisis climática podría ocasionar la erupción de nuevas pandemias.19 ¿Estamos listos para afrontar estos retos?

Si bien existen planes para combatir los efectos de la crisis climática en ciertos sectores, no existe un plan integral a nivel nacional que nos prepare para lo que ya está ocurriendo y que, mucho indica, empeorará con los años. Necesitamos medidas claras que reduzcan la vulnerabilidad de las comunidades indígenas, agrícolas y de las mujeres, con enfoque de cambio climático. Reducir la pobreza y la desigualdad son medidas preventivas fundamentales para hacer frente a la crisis climática, pues sociedades más prósperas y menos desiguales tienen más opciones de adaptación.20

Como sociedad deberíamos cambiar nuestros hábitos de consumo y exigir a nuestras autoridades políticas profundas de prevención y adaptación al cambio climático, que abarquen el fortalecimiento de la justicia social y el cierre de las brechas de desigualdad. Todos compartiremos el futuro del que somos responsables, pero no todos tienen las herramientas para hacerle frente. Necesitamos soluciones concretas a los problemas que ya enfrentamos, y a aquellos que inevitablemente llegarán.

 


[1] Gómez, Mar (2019) Civilizaciones que desaparecieron por cambios climáticos. National Geographic España

[2] Rubio, Laura (2019) “Desplazamiento por desastres en México y el mundo: la tragedia a la vista de todos” Otros Diálogos. COLMEX.

[3] CODICE (2022) Problemas y soluciones a la crisis climática en México.

[4] García, Jacobo (2022) La sequía que arrasa México. El País.

[5] Hernández, Enrique (2022) Sequía puede generar pérdida de 102 mil mdp a la industria y agricultura Forbes México

[6] Agricultura (2021) Desarrolla México investigación para afrontar efectos del cambio climático en la agricultura 

[7] Climate Diplomacy (2010) Mexico 2080: Global warming leads to mass migration

[8] IKI Alliance Mexico (2017) ADAPTUR- Adaptación al Cambio Climático Basada en Ecosistemas con el Sector Turismo

[9] Díaz, Viridiana (2022) Cambio climático, desafío para la pesca y acuacultura. El Economista.

[10] INEEC (2020) Presentan resultados del estudio migrantes climáticos internos en México.

[11] BBVA Research (2011) Migración y Cambio Climático. El caso mexicano. 

[12] UNAM (2021) Migrantes ambientales de regiones pobres, los más afectados por el impacto climático y IBID. Laura Rubio

[13] ONU (2021) El cambio climático puede provocar 216 millones de desplazados en el año 2050

[14] CODICE (2021) El cambio climático en México y la nueva reforma energética

[15] Op. Cit. ONU (2021)

[16] Climate Diplomacy (2019) Climate migration hotspots in Mexico and Central America

[17] Op. Cit. Laura Rubio

[18] Op. Cit. Agricultura (2021)

[19] Credendo (2022) Climate change increases social-political

[20] BBVA (2022) Cuando el clima toca la desigualdad y la pobreza: los retos del cambio climático en América Latina

septiembre 14, 2022
COMPARTIR
0 COMENTARIOS

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Medio Ambiente
LA ACIDIFICACIÓN DE LOS OCÉANOS
BY Códice / noviembre 10, 2020
LA ACIDIFICACIÓN DE LOS OCÉANOS
Ver más
Medio Ambiente
EL AGUA EN MÉXICO: INDISPENSABLE Y CADA VEZ MÁS ESCASA
BY Códice / septiembre 29, 2020
EL AGUA EN MÉXICO: INDISPENSABLE Y CADA VEZ MÁS ESCASA
Ver más
Medio Ambiente
SIN PLANETA NO HAY VIDA
BY Códice / junio 05, 2020
SIN PLANETA NO HAY VIDA
Ver más
Medio Ambiente
LA DEFORESTACIÓN EN MÉXICO
BY Códice / septiembre 12, 2020
LA DEFORESTACIÓN EN MÉXICO
Ver más

COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO

codice_mx

Instagram 0
Instagram 1
Instagram 2
Instagram 3
Instagram 4
Instagram 5
Instagram 6
Instagram 7
Instagram 8
Instagram 9
Instagram 10
Instagram 11
Instagram 12
Instagram 13
Instagram 14
Instagram 15
Instagram 16
Instagram 17
Instagram 18
Instagram 19